En el universo actual lleno de startups son muchos los nombres que a priori parece que jamás se nos van a quedar en el primer impacto, sin embargo para entender qué determina la elección de un nombre para una empresa se pueden seguir unos criterios que facilitarán su elección.

Público objetivo

El cliente al que te diriges requiere un mensaje determinado. Saber cómo hablarles, entender cómo piensan, etc van a hacer del nombre que sea más afín a un público u a otro. Quizás lo más importante es transmitir una emoción. Poder despertar un vinculo con la marca más allá del producto o servicio.

Ubicación

Aunque pienses de un modo local, nuestro consejo es que pienses en que en un futuro tu empresa puede tener un enfoque nacional. Si creas una empresa con un nombre que sea coruñatextil, puedes perder oportunidad de negocio con clientes de otras ciudades.

Plataforma

No es lo mismo un nombre para una empresa local que pone una tienda a pie de calle que una empresa que vende servicios de música como puede ser Spotify. En el mundo global el nombre evoluciona hacia donde queremos posicionarnos. ¿Dónde vas a vender? ¿online, local, ambos?

Modas

El nombre de una empresa no debe elegirse por las modas que están sucediendo en un momento. Debe ser atemporal y tener sentido hace 10 años atrás y que lo tenga 10 años en un futuro.

Posicionamiento

Puede resultar estratégico para posicionarse orgánicamente en Google, el poder tener dentro del nombre de la empresa una palabra clave. La indexación en el buscador por la palabra clave puede suponer un aumento de branding ante una empresa nueva y desconocida.

Pautas del naming

No debemos olvidar que el nombre de la empresa va a determinar la marca. Así que esa marca debe estar asociada con una serie de atributos. A continuación te dejamos cuatro puntos importantes:

  • Fonética agradable al oído
  • Que sea simple
  • Fiel a las metas
  • Que tenga una historia