En esta entrada vamos a comentar el uso de los subdominios y cómo pueden afectar al rendimiento SEO de una consulta. ¿Son realmente buenos los subdominios para hacer SEO?

Lo primero

¿Qué es un subdominio?

En pocas palabras, un subdominio es otra parte de un sitio web. Un subdominio te permite expandirte más en otra área como puede ser una tienda o academia y así no perjudicar al resto de tu usuarios que igual no están tan interesados en esas secciones.

De este modo podemos presentar un subdominio como una categoría de la web o quizás mejor una subcategoría. Ej: «muddlemetrics.com» es la web de nuestra agencia, si queremos montar una academia con un subdominio, podríamos hacerlo a través del siguiente ejemplo; academia.muddlemetrics.

Estructura de una url
Así podemos ver cómo es la estructura de una URL

¿Por que debes crear un subdominio?

Entre las diversas razones podemos encontrar:

  • Organiza mejor el contenido del sitio web
  • Proporcionar información más detallada sobre un tema determinado.
  • Impulsar el SEO y la autoridad del propio dominio
  • Dar visibilidad a páginas con orientación geográfica diversa
  • Crear una tienda de comercio electrónico independiente

Es importante tener en cuenta que no todos los sitios necesitan subdominios y solo deben utilizarse si son relevantes para su sitio web y lo que ofrece. Los subdominios no deben confundirse con un subdirectorio.

Un subdirectorio es parte de su sitio web principal. ejemplo: laleeche.com/blog»

Mientras que un subdominio sería: «blog.laleeche.com»

¿De qué manera los subdominios impactan al SEO?

Una de las principales razones por las que un equipo de marketing puede optar por crear un subdominio es intentar tener un impacto positivo en su rendimiento de SEO.

Aquí os ponemos 4 maneras en que esto puede suceder:

1. Mejoran la experiencia de navegación

La implementación de un subdominio, puede mejorar la exploración más a fondo de un tema que no queremos tratar con el mismo foco que en el sitio web principal. Por lo que los usuarios seguramente van a encontrar de un modo más claro todo la información que buscan sobre un contenido y su experiencia navegando será mejor.

Cuanto más tiempo pase un usuario en un sitio web, mejor clasificación le va a dar Google a dicho site. Google documenta dentro de sus diferentes algoritmos que es un factor relevante para clasificar las consultas.

2. Apunta a mercados específicos

¿Quieres apuntar tu contenido a un determinado grupo o región? Puedes dirigir a mercados específicos. Esto podría significar que tu clasificación SEO en ciertos países puede ser más alta cuando tienes un subdominio específico dedicado a esa área.

Esta puede ser una excelente táctica de SEO para las empresas que desean aumentar la autoridad y el tráfico hacia un mercado más especializado.

Muddle-ejemplo: si un negocio vende televisores y quiere que su tienda online comience a vender libros, puede que le resulte útil un subdominio. No distrae del objetivo principal del sitio, que es atraer clientes a la venta de televisores, pero también les permite vender libros. En este caso, un subdominio te  va a ayudar a orientar esas palabras clave específicas.

3. Inserta palabras clave en tu URL

Las palabras clave van de la mano del SEO. Al afiliar tu sitio con palabras clave relevantes para un producto o servicio, los clientes potenciales podrían encontrarlo más fácilmente cuando busquen esas palabras clave.

4. Subdominios optimizados para móviles

Google da prioridad a los sitios optimizados para dispositivos móviles. Su famoso Googlebot mobile es el amo ahora mismo en los rastreos.

Estos subdominios para móvil funcionan junto con el dominio principal, pero incluyen contenido adaptado a dispositivos móviles.

¿Los subdominios siempre ayudan al SEO?

Aunque los subdominios son útiles para una organización, no son sinónimo de éxito. Para alcanzar los primeros resultados en Google esto dependerá de la arquitectura web, de la UX y del uso que vayas a utilizar con el subdominio.

Si tu sitio web tiene una alta tasa de rebote o un bajo engagement rate, puede ser porque no estés pensando en el usuario y no le das lo que el quiere. Ponerse a crear un subdominio para ver si se soluciona, seguramente siga siendo un error.

Las tasas de rebote varían de una industria a otra. Cómo hemos visto en este artículo.

Así que crear un subdominio no ayudará si tu web no esta bien estructurado y resulta interesante para el usuario. La prioridad debe ser el contenido exclusivo y la usabilidad. Quizás contratar un servicio de auditoría seo puede ayudarte a ver si estas empleando las mejoras tácticas.. no vaya a ser que tu dominio y subdominio se pongan a competir entre ellos.

Muddle-Opinión

En esta entrada exploramos el uso de subdominios y su impacto en el SEO. Desde cómo afectan a la experiencia del usuario y la visibilidad en los motores de búsqueda hasta sus beneficios, como la organización del contenido y la orientación hacia mercados específicos. Pero no hemos citado ninguna desventaja, lo que nos valdría para generar otro post como la dilución de la autoridad de dominio y la posible complicación en la gestión. Es crucial considerar cuidadosamente si los subdominios son adecuados para tu estrategia SEO. Uno de los mayores uso quizás sea a nivel geográfico pero eso dependerá de tu estrategia.